BLOG
Spanish English

Propuestas decorativas para pérgolas: la madreselva

Propuestas decorativas para pérgolas la madreselva

Si has instalado o vas a instalar pérgolas de madera en Madrid, para tu jardín o la zona verde de tu casa, seguramente quieras adornarlo con plantas y enredaderas que contribuyan a crear un espacio natural especial y, asimismo, te proporcionen sombra en los momentos más calurosos de los meses en los que el sol incide con más fuerza.

 

Hoy vamos a iniciar una serie de posts en los que vamos a mostrarte algunas de las variedades de plantas y trepadoras más indicadas para tu pérgola. Hoy empezamos con uno de los ejemplos más habituales y extendidos: la madreselva.

 

Una de las razones por las que la madreselva de hoja perenne es tan habitual a la hora de cubrir y adornar pérgolas de exterior es su rápido ritmo de crecimiento y, asimismo, su capacidad de cubrir espacios muy amplios en poco tiempo. Las loníceras (http://es.wikipedia.org/wiki/Lonicera ), de acuerdo con su nombre científico, son más de 108 especies aceptadas.

 

Hay una serie de ventajas de la madreselva que van más allá de la belleza que producen sus flores blancas, con matices generalmente amarillos o violáceos. Para empezar, estamos ante unas flores con un olor suave y muy agradable. Asimismo, los especialistas en botánica afirman que las diferentes variedades de madreselva son capaces de absorber grandes cantidades de polución en el ambiente.

 

Pese a que estamos ante una planta que se adapta bien a cualquier circunstancia, se suele reconocer universalmente que el tipo de suelo ideal es el más húmedo y arcilloso. Otro de los grandes beneficios de la decoración de pérgolas con madreselvas tiene que ver con su resistencia a las bajas temperaturas. En efecto, la madreselva resiste muy bien las heladas de las noches de invierno.

 

Es recomendable que, a la hora de considerar decorar la pérgola de nuestro jardín con esta opción de trepadora, tengamos en cuenta que la madreselva, especialmente en los meses de primavera y verano, precisa de una gran superficie de sombra para que sus hojas no se acaben resecando y pierdan su intenso y hermoso color.

 

Los meses de septiembre y octubre son los mejores para plantar la madreselva, proceso que debe realizarse junto a la base de la pérgola, para que el tallo pueda ir trepando por la superficie de la misma. Basta con regar la madreselva un par de veces por semana para que se mantenga en perfecto estado de revista. Si deseas más consejos para decorar tu pérgola de madera, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo.